Autoestima

Este es un tema que me apasiona, porque lo veo a diario en mis consultas, lo ví en mí y en muchas personas que me rodean. Y me encanta preguntar, qué es la autoestima?, normalmente me responden: es el valor propio, es el amor que me tengo a mi mism@, y realmente es así, es la percepción que tenemos de nuestra forma de ser, nuestro cuerpo, nuestros atributos y cualidades.

Pero no es algo que se da de la noche a la mañana, la autoestima se gesta por las experiencias sociales que vivimos a través de la vida, cómo nos han calificado las personas en nuestro entorno, tanto estudiantil, como familiar, y social en general, algunas veces de forma positiva y negativa. De acuerdo a esa evaluación externa, creamos una interna, es decir efectuamos teorías y conceptos sobre nosotros mism@s, atributos, defectos, cualidades, etc… Me saldré de la ética profesional blogistica que tenía en mente desde un inicio, pero bah… antes de ser psicóloga, terapeuta y todos los títulos y cartones que me quieran poner, SOY HUMANA, y meto las de caminar de vez en cuando… bien, me atrevo a confesar que siempre pensé que era “bruta” o poco inteligente para las matemáticas en el colegio, y realmente era así, no entendía nada, buscaba las mejores compañeras para estudiar, mis padres pagaban profesores independientes para que me explicaran, los resultados siempre eran negativos, usualmente iba a los cursos de verano para poder aprobar matemáticas, y bueno me dedica bastante y finalmente lo lograba, pero ahora me detengo en el tiempo y hago una retrospección (hacer un recuento de mi pasado, infancia), y zas, recuerdo que mi profesora de 5to grado de primaria realmente se ensañaba conmigo, me hacía pasar vergüenzas en el pizarrón (tablero) y frente a todo mi grupo, obligándome a realizar ejercicios de matemáticas que no entendía ni sabía cómo resolver (eran humillantes sus regaños), desde allí mi confianza estudiantil y mi amor a las matemáticas decayó, y se aniquiló, afectando otras materias como la física y la química. Es tanto que hasta hace algunos años, soñaba con exámenes de matemática (una real pesadilla!).

Ya de adulta aprendí a tomarle amor, porque las matemáticas nos rodean, manejamos dinero, necesitamos contar, comprar, vender, y me tope de nuevo con ella en la universidad viendo una materia llamada estadística (nada fácil), y hoy en día le enseño matemáticas a mi sobrino que estudia precisamente 5to grado de primaria… es prueba superada 😛  por fin entiendo, me gusta y considero que la gente que ama las matemáticas son personas brillantes, y con una personalidad única. Así como me sucedió a mí en ese contexto, les sucede a otras personas en otros. Entonces, es allí con este pequeño ejemplo, partiendo de mi experiencia, como se formulan muchos conceptos sobre sí mismo, muchas veces erróneos e irracionales, haciendo perder la autoconfianza.

Entonces, cómo la autoestima positiva la formamos a base de experiencias exitosas, aquí les propongo unos tips básicos para mejorar la autoestima:

Autoestima Física, es la visión que tenemos de nuestro cuerpo, nuestra imagen y belleza. Puede ser que nos sintamos como patito fe@ y esto es muy negativo porque llegamos al extremo de pensar que no valemos, que no merecen amarnos, o que no estamos a la altura de alguien para conseguir una pareja digna, así que caemos con las personas menos indicadas. Como consecuencia las personas se pueden aislar socialmente, o buscar la aprobación constante de su entorno, complaciendo compulsivamente a todos, para sentirse aceptado y valorado. También se tiende a esconder partes del cuerpo usando ropa muy holgada que cubra la obesidad. Pero a ver, tenemos que ayudarnos un poquito. Formúlate este pregunta: ¿Que no me gusta de mi cuerpo, de mi estilo?, ¿en que no soy atractiv@?. Si la respuesta es el peso, es algo que tiene solución, lo primero es la toma de conciencia: ¿qué pasa con la comida?, puede que estés sufriendo de ansiedad, o seas comedor compulsivo, pero esto es sólo un síntoma, hay que escrudiñar en el trasfondo que implica esta conducta compulsiva de comer. Te recomiendo que busques la ayuda de un psicólogo, para que inicies una psicoterapia, porque sin esta ayuda el hacer una simple dieta puede que no baste o no sea efectiva, necesitas cambiar tus hábitos alimenticios, comer más sano, cambiar la rutina sedentaria que llevas por otra más activa, no uses el ascensor, estaciona tu carro más lejos, camina 30 min diarios, la idea es ser más activo para quemar más calorías, lograr perder ese peso que deseas y los más importante que alguien te ayude a descubrir y superar ese conflicto psicológico que no has podido remediar.

Si la respuesta es “mi estilo”, cambia de look, un extreme make over te puede ayudar mucho, se dice que cada vez que queremos un cambio radical en nuestras vidas a las mujeres nos da por cortarnos el cabello, cambiarle de color, comprar ropa nueva a la moda, y esto es muy positivo, inconscientemente es algo que nos da más confianza, es un cierre de una etapa hacia otra más optimista.

También, en ocasiones tenemos la idea irracional que si somos bellos, o atractivos la gente nos querrá más, y es falso totalmente, nos ganamos el afecto de las personas por nuestra personalidad, por nuestra forma de ser, no por nuestro físico, pero lamentablemente hay una verdad universal, la primera impresión física es básica, y cuenta bastante. Es importante arreglarnos, sentirnos bien y cómodos en nuestra piel, porque esa seguridad o esa inseguridad siempre la transmitimos, nuestra mirada y nuestros gestos lo dicen todo.

Y algunas personas no lo entienden, las mujeres necesitamos arreglarnos!, cómo dice el cuento: “no hay mujer fea sino mal arreglada”, es cierto totalmente, hasta los transformistas que vemos en el programa de drag race de Vh1, lo veo y pienso “oye el maquillaje hace milagros”, son hombres que se visten de mujeres, se maquillan y se ven hermosas, pero no me malinterpreten, una cosa es ser coqueta, querer verte y sentirte bien, y otra muy diferente es la dependencia hacia el maquillaje y pensar que sin él no eres bella, ojo, es delicado… es necesario buscar los puntos intermedios, está bien de vez en cuando mostrar nuestra cara tal cual es sin una gota de maquillaje, una vez lo hice y me preguntaron que si que si estaba enferma?, me dio mucha risa, pero me hizo reflexionar en mi excesivo uso de maquillaje. Así que vamos a realizar un autoanálisis chicas… Contesta las siguientes preguntas: ¿Me arreglo en exceso siempre? o ¿Nunca en la vida me arreglo?… continuamos en la parte 2

Anuncios