El castorMe dispuse a navegar por la internet para averiguar un poco sobre lo que opina la gente acerca de esta película… realmente me decepcioné al ver cómo los críticos de cine son tan mordaces que muchos sólo deshuesan películas y actores sin piedad; de 10 artículos que leí ni uno hizo algún comentario positivo, a lo mejor no tuve suerte, en fin entre gustos y colores… me llama la atención es la manera como escriben estos críticos informales de la web, admiro su elocuencia y creatividad, etc… sólo me gustaría preguntarles a estos señores… ustedes saben hacer cine?… dirigir?…escribir guiones?… actuar?…  Los que digan que sí, me quito el sombrero y no digo más… porque criticar es tan fácil… pero “hacer” sí que cuesta.

En lo que a mí respecta, me atrevo a decir que me gustó mucho la película, reconozco que tiene un vacío hacia el final, pero a ver… así es Hollywood con su amplia variedad de películas… hasta ahora ni en IMDB le han dado un 10 a ninguna película, porque la perfección no existe en la vida real, mucho menos en el cine… hablando de IMDB, sobre el puntaje que le da es de 6 sobre 10 (muy bajo para mi gusto), hace unos días estaba más alto (me pareció verlo en 6.8), pero los críticos se contagiaron y les dio por degollar la película… Al grano pues, es una historia dramática, con un gran toque de particularidad, en lo personal, me gustan mucho estas películas con cierto grado de locura, pero en fin, me limitaré a la perspectiva psicológica, objetivo de esta sección del blog.Película titulada “El castor”  en idioma español, dirigida por la actriz Jodie Foster, escrita por Kyle Killen, protagonizada por Mel Gibson, Jodie Foster y Anton Yelchin.  Historia que trata sobre la vida de la familia Black,  una familia disfuncional y tan oscura como su nombre los describe; Walter (Mel Gibson) padre, empresario, dueño de una juguetería muy exitosa en el pasado (la compañía la heredo, así que él no fue artífice de ese éxito), padece de un trastorno depresivo mayor. Meredith (Jodie Foster) madre, arquitecto, se ha convertido una mujer trabajólica para evadir la psicopatología de su esposo,  los hijos: Porter (Anton Yelchin) un joven adolescente cursante del último año del bachillerato, es un chico resentido con su padre por no ofrecerle una dinámica familiar normal como la de cualquiera de sus compañeros. Y el hijo menor Henry (Riley Thomas Stewart) es un niño con dificultades para socializar, tiende a aislarse en la escuela.

La película se centra básicamente en la enfermedad de Walter,  su “depresión”, luego de tantos años de tratamientos psiquiátrico, farmacológico, sin ver mejoría alguna; claramente se observan síntomas expuestos en la película, principalmente: estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, el personaje se muestra triste y vacío, presenta falta de interés para realizar cualquier actividad, falta de energía, sentimientos de inutilidad, capacidad disminuida para pensar, tomar decisiones, concentrarse en una actividad, y la hipersomnia es el síntoma más relevante en la película (sueño excesivo durante el día). Su esposa Meredith, que luego de los tratamientos fallidos no ha hecho más que soportar y soportar una especie de “lastre familiar”, llega al punto cumbre de su paciencia y decide echarlo de la casa, obstinada de vivir en un hogar de apariencias, establece un cambio radical (presionada también por su hijo adolescente). Walter en vista de sentirse inútil en su hogar,  y siendo incapaz de tomar decisiones, no pone resistencia alguna, recoge pocas cosas y decide irse para un hotel, con una idea fija en su mente, otro síntoma común en los depresivos “ideas suicidas”, vía fácil para acabar con ese estado miserable de profunda tristeza y el inexistente motivo para vivir. Camino al hotel se detiene en un basurero para tirar sus cosas (¿para qué llevar equipaje si va a morir?), encuentra un títere de mano, un gracioso castor, allí es cuando se comienza a poner bueno todo 😛  pues ya en el  hotel tras varios intentos fallidos de ahorcarse, debido a su torpeza y borrachera… el títere cobra vida propia, (otro síntoma, cuando la depresión es muy intensa, también puede haber síntomas psicóticos, como alucinaciones y delirios). Pues el castor, toma el control del humano, tal cual posesión demoníaca, pero en positivo, porque fue lo mejor que le pudo suceder a Walter en ese momento, el castor hace un milagro en su vida, se presentó como una herramienta terapéutica para poder engañar y hacer que le sigan la corriente con algo de sentido común y sentido del humor, a las personas más cercanas a Walter, pudo volver a casa y levantar la empresa… hasta convertirse en una figura pública dado el  éxito en la empresa… y bueno hasta aquí les cuento la historia, lo que viene a continuación es un vuelco necesario para poner fin a la locura de Walter.

Les invito a ver esta película, para que hagan sus propios análisis y con criterio propio determinen si entra a su lista de favoritas o detestables películas.

Cabe resaltar que algunos psicofármacos como los antidepresivos pueden causar delirios, aunque no creo que sea el caso en la película, porque el personaje deja de tomar los medicamentos cuando el castor aparece.

El cuadro clínico que pudiera tener Walter es: Trastorno Depresivo Severo con características psicóticas.

Anuncios