You are currently browsing the tag archive for the ‘afecto’ tag.

Fotograma al inicio de la pelicula“(500) días con ella” (en español), producida en el año 2009, protagonizada por Joseph Gordon-Levitt (Tom) y Zooey Deschanel (Summer), dirigida por Marc Webb. Hace poco la vi y pasó enseguida a la lista de mis películas favoritas, entra en la categoría de comedia romántica, pero no es esa clase de comedias cliché en la que los protagonistas se conocen, se enamoran, pasan por ciertas adversidades y zaz!, al fin tienen su final feliz como pareja y vivieron felices para siempre. Esta película como lo advierte ella misma “es una historia de un chico que conoce a una chica…. Pero no es una historia de amor”, todo lo contrario, es una historia sobre un mal necesario y obligatorio en la humanidad “el despecho y el mal de amor”, un tema que me encanta, y es que, ¿a quién en la vida no le han roto el corazón?, seguramente al que nunca haya amado… un corazón roto es “pan nuestro de cada día” y por supuesto, de mi consultorio… La película muy bien hecha, muestra conjuntamente como se inicia y como termina la relación, por lo tanto no es una historia lineal, muestra escenas de atrás hacia delante, característica que nos hace perder en ciertas películas, pero en esta no sucede porque te muestra el número del día al comenzar la escena y es sumamente fácil seguir el hilo de la historia. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Una cariciaCuando escuchamos la palabra caricias, pensamos generalmente que son expresiones de afecto, demostraciones de amor que brindamos a nuestros seres queridos y viceversa; realmente las caricias implican mucho más que eso, son estímulos, toques y reconocimientos, el combustible de la conducta humana; habitualmente con ellas nos comunicamos, intercambiamos afectos e intereses de una forma agradable o destructiva. Lo más curioso es que las caricias constituyen uno de los caminos para lograr la autorrealización personal, a través de relaciones satisfactorias y equilibradas, ya que forman parte de la comunicación con nuestros semejantes. En algunos estudios realizados se ha demostrado la importancia de la necesidad afectiva, necesidad de caricias (abrazos, besos, cariños), la falta de estímulos en la infancia, toques físicos, estimulación sensorial en el niño pueden producir un cuadro de atraso en su desarrollo cognoscitivo, e incluso conducir a cuadros psicopatológicos, con consecuencias graves según el caso.

Y es que las caricias no son importantes sólo en la infancia, sino en cualquier etapa del ser humano; se han observado casos de somatización, es decir, las personas que presentan un cuadro de enfermedad física que en realidad proviene de un malestar psicoafectivo, esto se da netamente a nivel inconsciente con el objetivo de buscar aprobación de su entorno, las personas no lo hacen a propósito, y presentan síntomas reales. El reconocimiento de la existencia es básicamente lo que motiva a la humanidad a seguir adelante, a vivir con carisma, por tanto las caricias (toques, cariños y estímulos) son la unidad de reconocimiento humano. Lee el resto de esta entrada »